fiel a ti

fiel a ti

publicado en: Conciencia | 0

¿Cómo es que aún estás buscando? ¿Cómo es que aún no es suficiente? O, ¿cómo es que existe en ti esa apatía, ese desinterés? ¿Cómo es que…?

Tal vez aún hay un punto de insatisfacción, o mucha.

¿Es el mundo, es el destino, son los demás, eres tú?

¿Te has fijado si tus actos, tus palabras, incluso tus pensamientos, son realmente fieles a ti misma/o?

Probablemente te escondes en tus pensamientos. Nadie sabe qué piensas.

Allí, en tus pensamientos, puedes pensar lo que quieras, aunque esté mal, aunque sea ofensivo, aunque vaya en contra de tus principios. En este lugar, te imaginas cómo sería una situación, fantaseas con lo que no te atreverías a hacer, aunque te gustaría en alguna forma.

Más aún. A menudo llegas a hacerlo. Porque lo deseas, lo necesitas, porque te has dejado ir…

Puede que no te des cuenta de nada de esto. Porque lo haces muy bien. Te justificas.

Siempre hay una justificación para permitirte hacer eso.

Lo que ocurre es que algo te oye. Una parte de ti. Algo que tiene que ver contigo.

Tu conciencia.

Aunque la apagues con ruido, justificaciones, distracciones, comodidades… sientes esa incomodidad de la insatisfacción, de que aún falta algo, de que no es suficiente, de la apatía.

Es cierto, tienes una personalidad. Una forma de ser. Pero esto no lo es todo.

Todo esto no eres tú solamente. Además de eso, eres tu conciencia. Eso que engloba tu personalidad, tu cuerpo…

¿Lo puedes ver? ¿Cómo más allá de tus pensamientos, de tu forma de ser, hay algo más? Esa conciencia a la que las justificaciones no engañan.

Tienes una forma de pensar, unas ideas, unas creencias, unos principios. Todo viene de tu educación, de tu experiencia. Esto es lo que te indica si algo está bien o mal. Aún así, a veces no estás de acuerdo, hay un pensamiento, o un saber más alto que es tu conciencia. Y ella es quien sabe si algo está bien o mal, si te conviene o no. Ella sabe más allá de la duda y la inseguridad.

Puedes vivir de espaldas a ella, entonces existe esa incomodidad.

Puedes vivir en consonancia a ella, a tu conciencia, entonces eres fiel a ti. No sólo a una parte de ti, sino a todo lo que tú eres. Siendo todo lo que tú eres no hay incomodidad, hay bienestar.

El bienestar te acompaña cuando eres fiel a ti, a tu conciencia.

A lo mejor ahora, en lugar de buscar una justificación o excusa, puedas escucharte y ver si eso va contigo, si es fidedigno.

Tal vez ahora esa incomodidad desaparezca y vivas tranquila/o.

Es posible que ahora ya no necesites buscar sino que sabiendo hacia dónde ir, con toda tu verdad, encuentres y seas.

Sólo escúchate sin miedo, obsérvate con valentía.

Decidir por ti misma/o es ser fiel a ti.

Siendo fiel a ti, eres fiel a los demás, al mundo, a la vida.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

vols compartir? / ¿quieres compartir?